Quiere ser un artista del hablar, prepárese a labrar

Hablar por más que parezca una habilidad común a la mayoría de los mortales, trasciende la mera práctica, es un arte a cultivar.

Oratoria

Se forja como una pieza de barro con una arcilla básica, se va trabajando con paciencia y dedicación, se le da forma y luego se lleva al horno, que metafóricamente para este escenario, será una presentación, alocución o intervención ante una audiencia.

Póngale atención a esta habilidad o competencia. En casi todos los perfiles de técnicos, supervisores y directivos de las empresas se la examinan directa e indirectamente, por lo tanto, no acuda a reprobar un examen si puede obtener buenas calificaciones.

Por favor, si está decidido a mejorar tiene que hacer el primer ejercicio con el órgano más determinante para ello que es el cerebro. Por mucho tiempo ha tenido un programa o un chip, que por causas que recuerda o no, le han llevado a tener miedo o en grado extremo, pánico a articular palabras o dirigirse a un público.

Sé que no es fácil, por eso le tomo de la mano, le convido a sentarse relajadamente y, a acompañarme a seguir estas sugerencias para que juntos superemos esa situación, que no es más difícil que aprender a conducir o montar en bicicleta. Recuerde, todos tenemos temores, sólo que algunos los logran superar y otros no.

Lo primero que debe trabajar es la boca. Sí, no se sorprenda. En ella debe esforzarse en relajar los músculos haciendo círculos hacia los lados, tratando de que hasta la mandíbula proporcione la apertura que le llevará a articular correcta y fonéticamente las palabras. Que las dibuje como si fuera con un lápiz.

Beba agua y luego tome aire, inhale y exhale, tomando suficiente hasta llevarlo al diafragma para que le permita leer un párrafo, una carta o un discurso con las debidas pausas, modulación, ritmo y entonación que necesitarán las construcciones, sino se quedará en el camino y ésto incrementará errores, y por ende, sus niveles de inseguridad.

Váyase frente al espejo, saque a su hermanita o hermanito del cuarto y hasta al perro. En primer instancia haga los ejercicios de relajación básicos solo, luego, cuando necesite retroalimentación, entonces incorpore a un nuevo actor al escenario.

  • Primero debe escribir lo que va a decir, aunque su aspiración sea aprender a improvisar, no crea que va a caminar antes de gatear. Será muy parecido al proceso de caminar, dando pasitos.

No se confíe de que se sabe las líneas, si todavía se pone nervioso, lea. Vaya por cada línea con elegancia y pausa, como si bailara un vals o un bolero. No se acelere, todos van a esperar por usted, a su ritmo, haga la alocución. Tampoco la articule tan lenta que todos se duerman. Mire el caso del discurso de Barak Obama al interpretar su arenga de campaña, “Yes we can”.

  • Sea preciso. En primer instancia, no se deje seducir por el mundo de las palabras extravagantes, como está aprendiendo, utilice las que comunican de manera llana un significado.
  • Exprésese con claridad. Evite el lenguaje que lo enrede, que tiene oraciones y frases muy largas, con párrafos muy extensos y difíciles de leer. Trate de que los incidentales no sean los reyes de la construcción.
  • Aplique connotaciones. Para que imprima emoción a las palabras, sin pasión serán un montón de vocales y consonantes sin nada de gracia, ni de energía.
  • Póngale sazón y ritmo. Cómo así? Debe leer con los sonidos apropiados, que les proporcionan los signos de acentuación. Déjese guiar por ellos, y entone bien esas vocales y consonantes, no las altere, no las corte, no las cambie.
  • Hable con intensidad. Por más que lo esté matando el miedo, abra la boca y déjese llevar por la dulzura de las palabras, ellas como si fueran hadas, lo conducirán al mejor lugar.
  • Diga las cosas de manera apropiada. Ubíquese en el contexto de su audiencia y hágase más fácil el primer momento de conectar, utilizando jerga, vocabulario o argot con los que se identifique su escenario.

Luego de que haga esto, le recomiendo de todo corazón, que no se quede en lo empírico. Acuda al desarrollo de habilidades de manera formal, la técnica, rigurosidad y perfeccionamiento se adquieren estudiando con personal preparado, y luego, me cuenta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s