Noticia de primera plana, se casan la Comunicación y el Liderazgo

vectorstock_1887554

 

En los corrillos de gerencia y en las revistas de negocios todo el mundo se pregunta cómo se conocieron, que si salían como pareja cuando decían que eran amigos o, que si el amor se fue cultivando con el roce y con el tiempo. Lo que sí es cierto, es que todos los expertos en ambos temas apuestan a una relación de crecimiento de los indicadores de los dos y, a resultados de números positivos, sin que la muerte los separe.

Desde Jesucristo, pasando por historias de profetas como Juan, el Bautista, que si Abraham Lincoln, Nelson Mandela, Ernesto Che Guevara, todos sabían que estos dos, liderazgo y comunicación eran la media naranja uno del otro, y que si los separaban no se hubiera dado el elemento que los ayudaba a ellos y que en la actualidad es el brazo fuerte de la gestión del negocio, la comunicación efectiva.

Esta pareja, conformada por el Sr Líder, que es ese inspirador y motivador, perfil del que lucha con pasión por una visión, que tiene modelaje correcto de manera espontánea, manejando bien la comunicación, con el mensaje enfocado claro y precisamente para que su gente haga, se desarrolle y crezca para que pueda, incluso, sustituirlo al transcurrir el tiempo. Entonces, la Sra Comunicación, es su complemento, es el brazo fuerte, ella conduce el mensaje, el modelaje y transmite las aspiraciones del líder que se traducen en indicadores de resultados o tangibles del desempeño, que por más filosóficos que parezcan, son los que “unidos en una sola carne”, construyen y fortalecen la cultura de gran familia que debe reinar en una empresa que desea ser líder en el mercado.

El punto es que se sepa que las organizaciones no deben asumir el uno sin el otro, porque la gestión y la implementación de la comunicación efectiva, que es una responsabilidad de todos los supervisores, solo se podrá efectuar con unos directivos con conciencia de que debe existir tanto en la comunicación como en estilo de liderazgo modelados, preponderancia de apertura y democracia.

Si el líder no tiene esa vocación que señala el coachig de ser guía y casi mentor, no se logrará el objetivo. Porque ambos surten efecto, implementándolos, haciendo, ya lo refiere Marshall Goldsmith, director de Keilty, Goldsmith & Company (KCG) cuando indica que el líder “ayuda a aclarar estos criterios, proporciona feedback objetivo sobre la situación real del sujeto y lo impulsa con su apoyo personal”.

Empero, no podrá ser aceptado el matrimonio y no pasarán de noviazgo si la alianza no está en la cabeza del líder mayor, el hombre o mujer que dirige la visión de la empresa; sin su consentimiento y bendición, no habrá matrimonio a pesar de que el Dircom o el gerente de gestión del talento humano se esfuercen en venderlo o hasta logren recursos para desarrollarlos.

La implementación de ambos es una filosofía, que contrario a como se utiliza en el área de los negocios, no es nada abstracta, es tangible, es la que motoriza los elementos que llevan a los colaboradores a transpirar la cultura organizacional, a fidelizarse, a dar el extra y a desarrollar un modelo permanente de excelencia en los resultados de gestión.

El desarrollo de la comunicación y liderazgo debe ir acompañado de “indicadores”, palabra mágica y poderosa que le habla a los directivos del retorno de la inversión. Es por eso que podemos agenciar el respaldo gerencial utilizando a la señora creatividad. Hay diferentes modelos que expresan en números los aportes que ambos le dan a la gestión en calidad. Por ejemplo, medir los niveles de información de los empleados a partir de ambos conceptos implementados. Igual se puede hacer un análisis en cuanto a la efectividad del logro en los resultados antes de aplicar y desarrollar estos modelos, versus los obtenidos luego de aplicados.

Cada líder elaborará la manera de medir y demostrar. Para proporcionarles un ejemplo experimentado, Alberto Conde Mellado, escritor de emprendedurismo sugiere en su blog http://albertocondemellado.com/2010/09/01/midiendo-el-liderazgo/ tres indicadores para contabilizar que son cantidad, personalización y calidad del liderazgo.

Pero volviendo a la teoría, Stephen Covey en su libro El liderazgo centrado en principios; Kent Blanchard con su Liderazgo al más alto nivel; Eric de la Parra, en Despierta tu Excelencia, Carlos Yunén (http://carlosyunen.blogspot.com), todos concuerdan en algún lugar de sus escritos en que comunicación y liderazgo guardan una estrecha relación para la obtención de los resultados. Estos serán los hijos de este matrimonio.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s