Lecciones de una vocera #speaker, que con solo cinco años llevó su mensaje al Papa

         Sophie: la niñita vocera de los inmigrantes

La niña mexicana que se saltó la seguridad para dar una carta al Papa

¿Recuerdan a Sophie Cruz, la niñita hija de inmigrantes mexicanos que vulneró la seguridad del Papa Francisco y le entregó a él el mensaje con las preocupaciones en materia de migración, enviado por su comunidad?

Pues en ese momento, su ternura, valentía y el deseo de abrazarla casi hacen que pase de vista las extraordinarias lecciones que me daba acerca de cómo llevar un discurso-mensaje de manera efectiva, y de cómo fue exitosa en su rol de vocera en el cumplimiento de ese ABC que utilizamos en las cátedras de comunicación oral y media training para persuadir, impactar, enamorar a las audiencias y hacer que nuestro discurso haya sido memorable.

Coloco aquí algunas reflexiones que hice para mi cuenta en Twitter: @rosariomedinag, en ese momento,  y que les comparto a seguidas:

  • Sophie, la vocera de los inmigrantes ante el @Pontifex, Papa Francisco: Se las ingenió y logró el objetivo.
  • Llevó su discurso aprendido, aunque lo dijo a su oído, se nota que improvisó las palabras pero la idea llegó y trascendió a los medios de comunicación.
  • Fue efectiva en la transmisión de su mensaje clave ante @Pontifex, Papa Francisco. Ese mismo día, fue parte del discurso central del prelado católico ante las autoridades políticas y gubernamentales norteamericanas.
  • #Leccionesdeunaspeaker: Llevó su discurso escrito, no solo improvisó. Es genial esa vocera. #Voceradeinmigrantes ante @Pontifex
  • Encantó a su público: el @Pontifex, quien luego reproduce el pedimento de ésta ante la audiencia. Ella capitalizó su acceso al tomador de decisión católico más influyente. #Voceradeinmigrantes.
  • #Leccionesdeunaspeaker: influenció a la opinión pública y sirvió como representante a la organización defensora de los derechos humanos denominada Full Rights for Immigrants Coalition (Coalición para los derechos de los inmigrantes), para colocar el mensaje y lograr el impacto mediático planificado. A eso llamo innovar en estrategia.
  • #Leccionesdeunaspeaker: logra que los medios viralicen su mensaje, los captó con su hazaña, los encantó.
  • Su vestimenta fue congruente con el mensaje clave, ella llevó el pedimento de su raza y de sus ancestros. Como ellos se vistió, lo cual es muy importante a la hora de poner en escena un discurso, la congruencia o relación entre el contenido, el lenguaje no verbal y el lugar o stage. Esto apunta directamente a ganar credibilidad en la audiencia. La BBC.Mundo la describió así: “Con pelo negro recogido en dos trenzas y un colorido huipil, la pequeña Sophie Cruz se convirtió en una de las protagonistas del primer paseo del papa Francisco en el papamóvil por Estados Unidos”. #Voceradeinmigrantes.
  • Encantó a los públicos: queríamos abrazarla por valiente, osada y firme. Este es el momentum culmine que cualquier orador quisiera lograr.
  • No la olvidaré jamás. Me conquistó, impactó e hizo trascender su mensaje. Ese debe ser el objetivo ulterior de un orador. La amé.

El Pañuelo blanco de la Comunicación

Almagro, foto Rosario Medina G

Evidentemente, en un intento de levantar el “pañuelo blanco”, Luis Almagro, Secretario General de OEA en la Asamblea General de Organismos Electorales utiliza en su comunicación mensajes para aligerar tensiones con el gobierno dominicano, sentados todos en la mesa principal. Como mensaje clave habla de respeto a las políticas migratorias desde el organismo que lidera, y como un recurso emocional para conectar con un público del cual no es objeto de afecto, cita la ocasión en que Dominicana fue invadida por última vez, garantizando que ante el compromiso de su gestión y del organismo internacional, “eso no volverá a pasar”.Como respuesta al recurso discursivo, recibió durante la actividad organizada por la Junta Central Electoral, un aplauso que pensé nunca iba a escuchar en medio de la situación actual.

‪#‎oea ‪#‎políticamigratoria ‪#‎comunicaciónpolítica ‪#‎eleccions ‪#‎elecciones ‪#‎associationofworldelectionsbodies @juntacentralelectoral ‪#‎organismoselectorales

Los problemas de comunicación le harán estar mal en el trabajo y con el amor

dreamstime_s_33766076

 “Como comunicador, me disgustan las barreras de la comunicación. El método de comunicación de una persona puede ser una barrera”, John Maxwell.

La responsabilidad de la efectividad en la comunicación es de los humanos involucrados.

Al parecer, los adelantos y novedades de la tecnología de las comunicaciones no han sido tan favorables a las relaciones personales como lo fueron los medios arcaicos de comunicación; esto se evidencia en los problemas para comunicarse que tienen las personas en los trabajos o los graves temas de incomunicación que se dan en las parejas o en personas que pudieron llegar a serlo.

 

Suena casi a yerro decir esto, cuando salta a la vista que en el área de negocios la tecnología de la comunicación ha aportado más recursos y más inmediatez, de lo cual se infiere que facilitan la comunicación entre dos seres humanos, pero no siempre.

En la era medieval, por ejemplo, comunicarse era más difícil pero más fácil a la vez. Ahora que se cuenta con herramientas modernas y aplicaciones de fácil manejo, que no representan cargo económico adicional, sin embargo, la gente confronta más situaciones para comunicarse correctamente. En el tiempo del medioevo si dos individuos necesitaban interactuar y que ese mensaje llegara a mayor brevedad que por vía de un emisario o de los medios de transporte, utilizaba una paloma mensajera o se trasladaba a pie, aunque esto implicara días y afrontar situaciones de clima adversas.

En tiempos modernos, al ubicarse por principios de siglo pasado, si un hombre quería manifestarle a una dama que deseaba empezar a intercambiar correspondencia con ella, buscaba todos los mecanismos. En la actualidad, una gran queja ante terapeutas y en los círculos familiares es que aún con todas las facilidades, las personas se comunican menos.

Al hablar al respecto con gente joven, uno de los lamentos de las féminas solteras es que no hay mecanismos para comunicarse con los hombres a quienes aparentemente les gustaría acercase o que se les acerquen. Aunque resulte sorprendente la pregunta. Se puede ver claro, ya no utilizan el cálido acercamiento ni el “papelito” como medio para entablar una comunicación, porque al parecer, a ambos sexos les dá vergüenza abordar al otro y pedir el número de celular, o que lo agregue a WhatsApp. Dice alguien que prefiere no revelar su nombre, “es que tenemos todo por donde comunicarnos, pero estamos aislados”.

Celeste Carreras, aporta su testimonio al contar: “Tengo el último Iphone, además de una Android que me asignó la empresa donde trabajo. No sé para qué me sirve tanto aparato, porque además poseo un IPAD y una laptop en mi casa. Los mismos medios tiene el joven que estoy conociendo, y qué les cuento, nos comunicamos menos que con mi primer novio en el año 2000”.

Este caso extrapolado a las empresas se puede ver retratado cuando al realizar alguna consultoría, en la fase de diagnóstico le preguntas a los supervisores, gerentes o cualquier colaborador que cuánto tiempo tiene sin verse cara a cara con otro par de cualquier área, y te responde “pero siempre hablo por correo, yo le respondo o le envío uno”. Y si salta la cuestionante, y buscas la retroalimentación, entendiendo que es saber si llegó o si entendió el mensaje?, puede ser aflorar una respuesta recurrente. “Yo no tengo tiempo para estar llamando, para eso existe el correo o el chat”.

 En ese sentido, ya en el año 1980, un autor de apellido Rogers recomendaba que para mejorar la comunicación entre pares “es imprescindible que existan unas relaciones interpersonales ágiles y cooperativas entre los miembros de la organización que les permita desarrollar confianza entre ellos, comunicarse de forma eficaz y generar cooperación”.

Las herramientas modernas han venido a impactar positivamente como medio, y a la vez, si se abusa de ellas, contribuyen en quitar la calidez y la facilidad de identificación de códigos para una comunicación efectiva entre los recursos, lo cual, se va a manifestar en la consecución de los logros y en el aumento o reducción de los márgenes de error”.

Entonces, la culpa es de esos medios fríos y tecnológicos? No. la responsabilidad de la efectividad en la comunicación es de los humanos involucrados. Al respecto, agrega valor decir que para los occidentales, la responsabilidad de verificar si el mensaje llegó o si fue interpretado correctamente es del emisor (retroalimentación o feedback).

No se descubre el agua congelada al decir que debe ser tarea de cada ser humano hacer un proceso de observación e introspección y verificar si está comunicándose o alejándose de otros individuos, lo mismo que ver el impacto negativo que está teniendo en su vida personal, que de seguro, se traspasará a la laboral y de negocios.

En materia de desempeño siempre será desastroso para un recurso poseer en rojo las competencias de comunicación. Hoy, éstas se les ponderan a todos, sin excepción. Los grados varían dependiendo del nivel de responsabilidad que se tenga en la estructura, pero siempre el empleado deberá sacar “”buenas notas en ellas”.

El colaborador que no se preocupa por mejorar sus dificultades de comunicación verá esto traducido en impacto negativo en el desempeño, un nivel de apreciación no deseado de parte de sus supervisores, mal relacionamiento con los demás integrantes del equipo, y al final, mala proyección de su imagen personal y baja valoración para ascensos y puestos de alto liderazgo.

Hay un buen ejercicio para determinar lo bien o lo mal que se comunica una persona, pero requiere de un esfuerzo de humildad y valentía para poder afrontar los resultados y trabajar sinceramente en los puntos de mejora que arroje.

Tome lápiz y papel. Se trata de hacer una encuesta básica, con respuesta anónima, entre el equipo de trabajo al que pertenece y realizarles preguntas como éstas:

1-     Cómo valoras mi comunicación contigo (positiva o negativa)

2-     Utilizo varios medios para comunicarme contigo

3-     Consideras que me preocupo por pedir retroalimentación

4-     He incorporado sugerencias que me hayas hecho en un trabajo de equipo

5-     Si me has observado, tiendo a aislarme o me integro a todas las actividades que se desarrollan en equipo

6-     Entiendes que prefiero trabajar solo o que busco hacerlo en equipo

7-     Si hay un mal entendido en la comunicación, has notado que busco esclarecerlo y solucionar el conflicto

8-     Has notado signos de molestia en mi lenguaje corporal cuando me hacen alguna crítica

9-     Propicio que los demás aporten sus ideas cuando realizamos asignaciones en equipo

10-En definitiva, como evalúas mi comunicación, del 1 al 10, donde diez es la ponderación más alta.

Cuando haya sumado las respuestas y sacado las ponderaciones, podrás verificar si algo anda mal, y de ser así es el momento de empezar generar a cambios. Si por eso una de las competencias blandas más admiradas en los recursos humanos es la “Apertura al cambio”, para incorporar las nuevas y mejores prácticas que le harán ser diferente y ascender a un punto mejor a nivel personal, laboral, en fín, integral.

Quiere ser un artista del hablar, prepárese a labrar

Hablar por más que parezca una habilidad común a la mayoría de los mortales, trasciende la mera práctica, es un arte a cultivar.

Oratoria

Se forja como una pieza de barro con una arcilla básica, se va trabajando con paciencia y dedicación, se le da forma y luego se lleva al horno, que metafóricamente para este escenario, será una presentación, alocución o intervención ante una audiencia.

Póngale atención a esta habilidad o competencia. En casi todos los perfiles de técnicos, supervisores y directivos de las empresas se la examinan directa e indirectamente, por lo tanto, no acuda a reprobar un examen si puede obtener buenas calificaciones.

Por favor, si está decidido a mejorar tiene que hacer el primer ejercicio con el órgano más determinante para ello que es el cerebro. Por mucho tiempo ha tenido un programa o un chip, que por causas que recuerda o no, le han llevado a tener miedo o en grado extremo, pánico a articular palabras o dirigirse a un público.

Sé que no es fácil, por eso le tomo de la mano, le convido a sentarse relajadamente y, a acompañarme a seguir estas sugerencias para que juntos superemos esa situación, que no es más difícil que aprender a conducir o montar en bicicleta. Recuerde, todos tenemos temores, sólo que algunos los logran superar y otros no.

Lo primero que debe trabajar es la boca. Sí, no se sorprenda. En ella debe esforzarse en relajar los músculos haciendo círculos hacia los lados, tratando de que hasta la mandíbula proporcione la apertura que le llevará a articular correcta y fonéticamente las palabras. Que las dibuje como si fuera con un lápiz.

Beba agua y luego tome aire, inhale y exhale, tomando suficiente hasta llevarlo al diafragma para que le permita leer un párrafo, una carta o un discurso con las debidas pausas, modulación, ritmo y entonación que necesitarán las construcciones, sino se quedará en el camino y ésto incrementará errores, y por ende, sus niveles de inseguridad.

Váyase frente al espejo, saque a su hermanita o hermanito del cuarto y hasta al perro. En primer instancia haga los ejercicios de relajación básicos solo, luego, cuando necesite retroalimentación, entonces incorpore a un nuevo actor al escenario.

  • Primero debe escribir lo que va a decir, aunque su aspiración sea aprender a improvisar, no crea que va a caminar antes de gatear. Será muy parecido al proceso de caminar, dando pasitos.

No se confíe de que se sabe las líneas, si todavía se pone nervioso, lea. Vaya por cada línea con elegancia y pausa, como si bailara un vals o un bolero. No se acelere, todos van a esperar por usted, a su ritmo, haga la alocución. Tampoco la articule tan lenta que todos se duerman. Mire el caso del discurso de Barak Obama al interpretar su arenga de campaña, “Yes we can”.

  • Sea preciso. En primer instancia, no se deje seducir por el mundo de las palabras extravagantes, como está aprendiendo, utilice las que comunican de manera llana un significado.
  • Exprésese con claridad. Evite el lenguaje que lo enrede, que tiene oraciones y frases muy largas, con párrafos muy extensos y difíciles de leer. Trate de que los incidentales no sean los reyes de la construcción.
  • Aplique connotaciones. Para que imprima emoción a las palabras, sin pasión serán un montón de vocales y consonantes sin nada de gracia, ni de energía.
  • Póngale sazón y ritmo. Cómo así? Debe leer con los sonidos apropiados, que les proporcionan los signos de acentuación. Déjese guiar por ellos, y entone bien esas vocales y consonantes, no las altere, no las corte, no las cambie.
  • Hable con intensidad. Por más que lo esté matando el miedo, abra la boca y déjese llevar por la dulzura de las palabras, ellas como si fueran hadas, lo conducirán al mejor lugar.
  • Diga las cosas de manera apropiada. Ubíquese en el contexto de su audiencia y hágase más fácil el primer momento de conectar, utilizando jerga, vocabulario o argot con los que se identifique su escenario.

Luego de que haga esto, le recomiendo de todo corazón, que no se quede en lo empírico. Acuda al desarrollo de habilidades de manera formal, la técnica, rigurosidad y perfeccionamiento se adquieren estudiando con personal preparado, y luego, me cuenta.